Las velas tienen unas pautas a seguir, para poder extraer el máximo partido de ellas.
Al estar hechas a mano pueden variar la forma o el color.

Encender la vela siempre en una habitación bien ventilada.
No dejar nunca una vela encendida en un lugar con corriente de aire, y rejillas de ventilación.
Nunca encender una vela cerca de las cortinas y de materias inflamables.
Es aconsejable apagar las velas antes de que finalicen, haciéndolo con cuidado para no salpicar la cera fundida.
No toque nunca una vela encendida o mover una vela con recipiente de cristal, cuando la cera está caliente y liquida.
Mantener una distancia entre velas encendidas de aprox. 10 cms., ya que si están muy juntas el calor que desprenden puede afectar a la otra vela.
Nunca dejar una vela encendida sin vigilancia.
Nunca apagar velas con agua.
Las velas de vidrio no dejarla encendida por periodo largos de tiempo, ya que el calor puede romper el vidrio
Las velas han de estar fuera del alcance de los niños y las mascotas.
Recorte los pabilos a 1 cm. cada vez antes de encenderla.
Colocar la vela sobre una superficie estable resistente al calor y más grande que la vela, para que pueda depositar la cera fundida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *